Preguntas Frecuentes

Productos

Preguntas Frecuentes

¿Cuántos sobres de Mi Arroz necesito para cocinar el arroz?

Necesitas un sobre por cada taza de arroz, esta medida rinde aproximadamente 6 porciones medianas.
La bolsita con 4 sobres rinde para 4 tazas de arroz (aproximadamente 2 libras de arroz ó 1 kilo de arroz sin cocinar)

¿Qué sustancia es la que hace que el arroz quede suelto? ¿Es dañina?

El arroz queda suelto debido a la receta de Mi Arroz, que NO contiene grasa ni almidones que hagan que el arroz se pegue. Adicionalmente contiene ingredientes como celulosa (carboximetilcelulosa) y dióxido de silicio (que es un mineral), que ayudan a evitar que el arroz quede pegajoso.
El uso de estos ingredientes está permitido y cumple con los parámetros de calidad establecidos por el Ministerio de Salud:
CR – Dirección de Registros y Controles, Ministerio de Salud, Republica de Costa Rica.
ES – Unidad de Atención Integral Al Ambiente, Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, El Salvador.

¿Qué diferencia hay entre un sabrosador y un sazonador?

No hay diferencia alguna entre un sabrosador y sazonador. En ambos casos, están elaborados principalmente a base de especias, hierbas y condimentos, para replicar las recetas caseras y tradicionales. Pueden ser usados junto con un caldo de pollo casero o elaborado con sabrosador Continental® de acuerdo con tu gusto y preferencia personal.

¿Qué es el dióxido de silicio? ¿Hace daño consumirlo?

Es un ingrediente elaborado a partir de silicio y oxígeno. En la industria de alimentos se emplea en cantidades muy pequeñas para ayudar a que los alimentos en polvo no formen grumos. Funciona como los granos de arroz en los saleros, evitando que la sal, las especias y condimentos se aglomeren.
Es un ingrediente permitido para su uso en alimentos, por organismos de salud a nivel internacional. Cumple con los parámetros de calidad establecidos por el Ministerio de Salud:
CR – Dirección de Registros y Controles, Ministerio de Salud, Republica de Costa Rica.
ES – Unidad de Atención Integral Al Ambiente, Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, El Salvador.
No se ha demostrado que provoque ningún tipo de efecto nocivo para la salud dentro de los niveles de uso permitidos.

¿Qué es el inosinato de sodio? ¿Hace daño consumirlo?

El inosinato de sodio (y el guanilato de sodio) son compuestos que se encuentran naturalmente en las células de alimentos y organismos.
Tienen la cualidad de resaltar el sabor de los alimentos, especialmente los elaborados a base de vegetales y carnes, como salsas, sopas, sazonadores, etc., impartiendo un agradable sabor.
El inosinato y guanilato se obtienen a partir de levaduras, carnes o pescados a través de un tratamiento con calor (hidrólisis).
No se ha demostrado que provoque ningún tipo de efecto nocivo para la salud dentro de los niveles de uso permitidos.

¿Me hace daño consumir el glutamato monosódico?

El glutamato es uno de los aminoácidos más comunes en la naturaleza. Es el principal componente de muchas proteínas y péptidos, y está presente en la mayoría de los tejidos. El cuerpo también produce glutamato y este elemento juega un papel esencial en el metabolismo humano. Prácticamente, todos los alimentos contienen glutamato. Es uno de los principales componentes en la mayoría de los alimentos proteicos naturales como, por ejemplo, la carne, el pescado, la leche y algunas verduras.
El ácido glutámico derivado del glutamato, es uno de los aminoácidos más abundantes en la naturaleza. Una dieta normal ofrece 1 g de glutamato en forma libre, el resto, unos 10 g se ingiere a través de las proteínas.
El glutamato monosódico es la sal de sodio del ácido glutámico, y es simplemente glutamato, agua y sodio. A principios del siglo XX los científicos aislaron al ingrediente (glutamato) en las plantas y llegaron a la conclusión de que se trataba del componente esencial que aportaba gusto y que servía para realzar el sabor.
El sabor del glutamato ha sido reconocido como el quinto sabor básico (Umami) además del ácido, salado, dulce y amargo.
Los primeros en extraerlo de los alimentos y aprovechar sus bondades de sabor fueron los Orientales (Japón 1908 a partir de algas). Actualmente el glutamato monosódico se fabrica a nivel industrial por procesos de fermentación natural a partir de azúcares, melazas y cereales.
No se ha demostrado que el glutamato monosódico provoque ningún tipo de efecto nocivo para la salud.
Los casos de alergia al glutamato monosódico reportados están al parecer asociados con el consumo de soya o mariscos que se ingirieron al mismo tiempo (contaminación cruzada).
El glutamato monosódico debe consumirse como parte de una alimentación equilibrada.

¿Por qué utilizan glutamato monosódico?

El glutamato monosódico sirve para impartir y resaltar el sabor específico de los alimentos.

¿El glutamato monosódico (GMS) es alto en sodio?

El glutamato monosódico contiene 12.3 % de sodio. Cuando se usa en combinación con una pequeña cantidad de sal de mesa, el GMS puede ayudar a reducir la cantidad total de sodio de un platillo, logrado un buen sabor.
Como todo sazonador puede usarse como parte de una alimentación equilibrada.

¿Es seguro el glutamato monosódico?

Numerosos estudios bioquímicos, toxicológicos y médicos realizados durante cuatro décadas, indican que el glutamato monosódico es seguro para la población en general, mujeres embarazadas y durante la lactancia y para los niños.
En 1995 México reforzó nuevamente la seguridad del glutamato monosódico al ser un aditivo permitido por las autoridades de salud de ese país.

¿El glutamato monosódico puede producir alergias?

No existe un estudio que demuestre que puede producir alergias. El glutamato monosódico es un aditivo permitido el Ministerio de Salud y por organismos de salud nacionales como a nivel internacional.

¿Estos Sazonadores son alimentos Kosher? ¿Qué son los alimentos Kosher?

No. Los alimentos Kosher deben cumplir una serie de requisitos y deben estar certificados por un rabino. Los productos “Continental ” no se encuentran en esta clase de alimentos.

¿Qué son los aditivos?

Aditivo es cualquier ingrediente añadido intencionalmente a los alimentos, sin el propósito de nutrir, con el fin de modificar las características del producto, durante toda la cadena del proceso de fabricación y distribución; y se detallan después de la lista de ingredientes, clasificados según su función.